Join Photoblog!
pixel
« 
pixel
«  
 
pixel
S M T W T F S
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31
 »
pixel

Bajo el Manto de la Pobreza

2012.05.14
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
Un clima tropical como el resto del país, ruido por todas partes por la condición de clases sociales. En muchas esquinas, las mesas de dominó que nunca faltan. Niños correteando en bicicletas. En los “colmadones”, cada fin de semana, se reúne el gentío a bailar y tomar; pero eso sí, es una comunidad llena de gente buena, que se preocupa por la situación del vecino; no importa si ha nacido en el sector, si tiene varios años, o si hace poco que vive entre ellos. Es que Buenos Aires de Herrera acoge a personas que como yo, vienen de diferentes puntos del país y se establecen en el barrio.
Este sector es un pedacito importante del Municipio Santo Domingo Oeste, perteneciente a la provincia Santo Domingo, de la República Dominicana. Cuenta con una población total de 18,742 habitantes. Sus límites son: al norte, barrio Las Palmas de Herrera; al sur, Barrio Libertador; al este, la Avenida Isabel Aguiar; y al oeste, la Avenida Prolongación 27 de Febrero. El nombre de Herrera se le da por una familia adinerada que residió hace mucho tiempo en la zona y se apellidaba de así. En lo que concierne a la categoría ocupacional, se estima que 8,263 personas laboran; donde 4,009 son empleados por un salario; 314 son empleadores; 138 son trabajadores familiares no pagados; 1,057 personas trabajan por su cuenta; 22 son miembros de alguna cooperativa; 241 en otras áreas y 2,482 no tienen una labor definida.
Una de las principales distinciones del Municipio Santo Domingo Oeste, es que en su suelo está ubicada la primera Facultad de Agronomía y Veterinaria del país, perteneciente a la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), ubicada en los terrenos de Engombe, una comunidad cercana a Buenos Aires. Esa finca era propiedad del dictador Rafael Leónidas Trujillo.
En esta comunidad se distinguen distintos lugares con mucha importancia para sus moradores, entre los que encontramos:
• El Hospital General Regional Doctor Marcelino Vélez Santana, ubicado en la avenida Isabel Aguiar;
• Clínica Dermatológica de Herrera, en la calle San Antón;
• Clínica Herrera Piña, en la calle México;
• Consultorio La Hora de Dios, en la calle Central;
• La Orden de Malta, próximo a la calle Central;
• Consultorio CEP, en la calle 8;
• Clínica Landestoy, en la calle Oeste.
También se encuentran tiendas y supermercados, como: Tienda Regina, Novedades Miriam, Leo Comercial, Supermercados El Primo Frank Muebles, L&R Comercial, Rossy Muebles, entre otros. Y, por supuesto, para el manejo de las finanzas están:
• Banco de Reservas;
• Banco León;
• Banco Popular;
• Scotia Bank y,
• Banco Santa Cruz.
También hay varias farmacias y boticas populares, como la Farmacia del Pueblo, Farmacia Edward, Farmacia Rosalba y Farmacia Buenos aires.
Otros lugares muy concurridos cada fin de semana, son los licor-stores de la zona, entre ellos, Drink House, Buraka, Remy Licor Store, etc.
Y por otro lado, las iglesias de diferentes denominaciones.
“Con el paso de los años se han experimentado ciertos cambios en este barrio” – según dijo Orianna Dipré, una señora de 52 años, nacida, criada y aun residente en el mismo sector – “Y en lo que tiene que ver con las personas, de manera particular, el progreso se nota en quienes tienen un buen trabajo o quienes están pegados con algún partido político”- agregó la señora.
Y como actualmente estamos previos a las elecciones presidenciales, desde que la señora dijo la palabra “política” a todos los que estaban cerca, les interesó nuestra conversación. Yo aproveché que se acercaron otras personas, y le hice preguntas a otro residente del sector con más de cuarenta años viviendo en la comunidad, el señor José López, quien al preguntarle “¿Cuáles cambios ha visto en su sector?”, respondió que “solo la creación de algunas pequeñas empresas, arreglo de calles, expansión del sector, construcción de casas y apartamentos; la limpieza y arreglo de la cañada de Guajimía, poniéndole tubos de drenaje; pero que por parte del gobierno, no hay mucho que decir; ya que todos los partidos cuando están en período de elecciones, visitan el sector, hacen promesas y cuando uno de ellos tiene el poder, se olvidan de lo prometido.
En lo que a mi concierne, no he visto ningún cambio en todo un año que tengo viviendo en la zona; excepto por la construcción de un edificio de cuatro niveles, aunque eso no significa que algunos no progresen de manera independiente.
Como muchos otros lugares, en Buenos Aires el ritmo de vida es estable; jóvenes y adultos que se levantan a estudiar y/o trabajar. En las tardes algunos juegan dominó o practican algún deporte, otros se sientan en frente de sus viviendas, desde donde observan y captan todo lo que pueden, y reenvían de manera desorganizada lo que ven a su alrededor.
En la comunidad hay mucha influencia negativa; aunque han reducido considerablemente las bandas delincuenciales que se repartían el control de las calles, ahora las noticias muestran sucesos que se han generalizado, no sólo a nivel del sector de Buenos Aires de Herrera, sino, en todo el país; entre estos podemos destacar: intercambios de disparos entre policías y delincuentes, robos y asesinatos, de los cuales los más denunciados son feminicidios y el tráfico de drogas. Pero todavía hay jóvenes dispuestos a mejorar su estatus social y hacer de su comunidad un lugar digno, pues el éxito verdadero no radica en las victorias que ya se tienen, sino, en las que se pueden lograr; y en los errores que se pueden corregir. Claro que se puede hacer una comunidad mejor si todos ponemos un ladrillo en su construcción.

Sarah Vallejo Montás
100093377
You must be logged in to comment!
Views: 155
pixel
Tagged: sarah vallejo monts
« 
pixel
 »
pixel