OBELISCO

by Karina Magno September. 26, 2018 175 views

El Obelisco, que se encuentra en el centro de una de las avenidas más anchas del mundo, o al menos eso se dice; es uno de los monumentos más icónicos de la Ciudad de Buenos Aires. Ubicado sobre la Plaza de la República. Ese gigante blanco, frío e imponente, es parte de nuestra historia. Punto de reunión de diversas manifestaciones a través de los años, así como la Plaza de Mayo. Guarda secretos incontables. Cómplice de tantas tristezas y pocas alegrías. Crece con la historia, se sostiene con la memoria. Ahí, firme, eterno e inquebrantable. Observado por los turistas. E ignorado por tantos coches que lo esquivan a diario. Tantos transeúntes que lo rodean sin verlos durante los días de jornada laboral. Es parte nuestra y no lo vemos. Es ícono de la ciudad y lo ignoramos. Salvo cuando nos manifestamos. Ahí reaparece imponente. Firme y sólido. Acogiendo a esos humanos que reclaman sus derechos, que festejan un campeonato, que se manifiestan. Los sábados por la noche, queda iluminado por los teatros y espectáculos de la calle Corrientes. Las demás noches vive en soledad. O en compañía de algún borracho que duerme a su lado contándole lo que recuerda de otros tiempos. Y se hacen compañía mutuamente.

¿Qué haría si cobrara vida?, ¿Qué nos diría?. ¿Seguiría en pie o caería, por todo lo vivido?. Quién lo sabe. Pero él se muestra inmutable. Frío. Blanco. Erguido.

¿Cómo verlo bello?. ¿Cómo suavizar sus rasgos?. ¿Cómo vestirlo diferente?. ¿Cómo rescatar su arte?. Y girando en torno a él lo ví. Desde otro lado. El que no muestra. En su convivencia con la naturaleza. Con árboles que le hacen compañía. Con ramas que le dan vida. Haciéndolo menos rígido, menos duro y más amable.

Obelisco2

Obelisco2

Join the conversation
0
Be the first one to comment on this post!
Up
Copyright @Photoblog.com