MACONDO

by Marcelo Arze September. 09, 2016 840 views

Ubicado en cualquier lugar de la geografía Sud Americana, podemos imaginar el abandono de un pueblo como Macondo, sumido en las historias mágicas de sus habitantes que escapan a su realidad con promesas de un futuro venturoso. Con historias enredadas de familias  y fundiendo y volviendo a golpear los hilos para hacer un nuevo pescado de oro con el mismo material, una y otra vez.

Mientras las guerras ajenas a la realidad de los pueblos, vuelven a despertar rencillas olvidadas y enfrentando a  los vecinos en absurdas ideologías, en tanto empresas bananeras aprovechan el desorden y la corrupción.

 

La vida transcurre dando vueltas y repitiendo historias.

Ese mundo que nace en la pluma de Gabriel García Márquez que conoce y traduce una realidad que se repite en muchos lugares y en ninguno en particular.

 las fotos se  acompañan de textos   tomadas del libro “100 años de Soledad” de Gabriel García Marquez)

Macondo could be located on any place of the south American geography, we can imagine any abandoned town as being Macondo, submerged on the magical stories of the inhabitants just to escape their reality with promises of a brighter future. With twisted family stories and melting just to start forging  strings with the same material to crate the same decorative golden fish, over and over again.
While   wars  happens, outside of the inhabitant regular lifes, and old and forgotten grudges reappear, putting neighbors against each other on absurd ideologies. While banana companies take advantage of the disorder and corruption
Life goes round and repeat the stories.
That world is born from the pen of Gabriel García Márquez who knows and translates a reality that is repeated in many places and none in particular. ( text from 100 years of Solitude by Gabriel Garcia Marquez)

…..Amargado por el fracaso, ansioso de un lugar seguro donde esperar la vejez,  el falso homeópata se refugió en Macondo. En el estrecho cuartito atiborrado de frascos vacios que alquiló a un lado de la plaza, vivió varios años de los enfermos sin esperanzas que después de haber probado todo se cons

…..Amargado por el fracaso, ansioso de un lugar seguro donde esperar la vejez, el falso homeópata se refugió en Macondo. En el estrecho cuartito atiborrado de frascos vacios que alquiló a un lado de la plaza, vivió varios años de los enfermos sin esperanzas que después de haber probado todo se cons

“Macondo era ya un pavoroso remolino de polvo y escombros centrifugado por la cólera del huracán bíblico, cuando Aureliano saltó once páginas para no perder el tiempo en hechos demasiado conocidos, y empezó a descifrar el instante que estaba viviendo, descifrando a medida que lo vivía, profetizándos

“Macondo era ya un pavoroso remolino de polvo y escombros centrifugado por la cólera del huracán bíblico, cuando Aureliano saltó once páginas para no perder el tiempo en hechos demasiado conocidos, y empezó a descifrar el instante que estaba viviendo, descifrando a medida que lo vivía, profetizándos

………….No tuvieron que encender el foco. Les bastó con levantar las placas quebradas del rincón donde siempre estuvo la cama de Úrsula, y donde el resplandor era más intenso, para encontrarla cripta secreta que Aureliano Segundo se cansó de buscar en el delirio de las excavaciones. Allí estaban los tr

………….No tuvieron que encender el foco. Les bastó con levantar las placas quebradas del rincón donde siempre estuvo la cama de Úrsula, y donde el resplandor era más intenso, para encontrarla cripta secreta que Aureliano Segundo se cansó de buscar en el delirio de las excavaciones. Allí estaban los tr

“Cuando estaba solo. José Arcadio se consolaba con el sueño de los cuartos infinitos. Soñaba que se levantaba de la cama, abría la puerta y pasaba a otro cuarto igual con la misma cama de cabecera de hierro forjado, el mismo sillón de mimbre, y el mismo cuadrito de la Virgen de los Remedios.........

“Cuando estaba solo. José Arcadio se consolaba con el sueño de los cuartos infinitos. Soñaba que se levantaba de la cama, abría la puerta y pasaba a otro cuarto igual con la misma cama de cabecera de hierro forjado, el mismo sillón de mimbre, y el mismo cuadrito de la Virgen de los Remedios.........

  Be the first to like this post
Join the conversation
0
Be the first one to comment on this post!
Up
Copyright @Photoblog.com