Crónica del Desierto (3/3)

by Wander Around May. 10, 2020 1080 views

Aviso: Esta historieta no es de consumo rápido ni de satisfacción inmediata, narrada en primera persona pero escrita en colaboración, trata de reflejar sensaciones vividas por ambos durante el viaje.

DIA 3

Pasen y vean / 2019

Pasen y vean / 2019

En este lugar gobierna una especie de autogestión nubosa y colusoria. La propiedad está repartida entre dos o tres familias que hacen y deshacen a su antojo, lo que propicia que los precios se decidan sobre la marcha, en los rellanos de las entradas de casas de gente quemada por el sol y el tiempo, ni dios sabe desde hace cuanto.

Tras un regateo arisco para gente que da cierto valor a la palabra y casi llegando al limite de nuestra paciencia pagamos la habitación con billetes arrugados, sudorosos en la mano.

Mañana / 2019

Mañana / 2019

Waiting / 2019

Waiting / 2019

Llegamos al pico de todos los días, más pequeño, pero noble y ordenado por un ligera brisa vespertina.

Mitch / 2019

Mitch / 2019

Disfrutamos de un par de horas de surf solitario -el cáliz- hasta que aparecieron los locales que días anteriores nos vigilaban. Ya no lo hacen, no tiene sentido.

El foráneo es mirado con recelo hasta que el síndrome desaparece. Actitud abierta y amable con una pizca de respeto a la cultura local pero sin excesivas concesiones.

Este mar es generoso y recompensa la constancia.

Little / 2019

Little / 2019

Inside look / 2019

Inside look / 2019

Pristine / 2019

Pristine / 2019

Debemos volver, dejar este peñasco sobrecogedor, alejado del mundo, este punto diminuto casi invisible en el mapa.

Embarcamos para cruzar de vuelta.

Color / 2019

Color / 2019

Por suerte el coche seguía aparcado en el terraplén, ningún ex presidiario había querido hacerlo suyo.

Nuestros brazos pesan, nuestro pelo quema, nuestra cara arde, nuestra cabeza, apoyada sobre el reposacabezas del asiento, está frita pero el surf es como un opio rústico del que chupas hasta quedarte sin aliento.

Road / 2019

Road / 2019

El mar estaba increíblemente aceitoso y cristalino, sin gota de viento, algo muy poco usual aquí.

Apenas cinco minutos de trayecto hicieron falta para divisar a lo lejos, entre las rocas, otro triangulo perfecto.

A frame / 2019

A frame / 2019

Una derecha mecida por la calma del anochecer rompía circular, solitaria, una y otra vez.

Detenemos el coche, entra una serie, nos miramos, no entendemos nada y a la vez nos decimos todo. La entrada por una pequeña cala paradisiaca y una exaltación inesperada hace que el cansancio muscular desaparezca momentáneamente.

Thick / 2019

Thick / 2019

Nos acercamos a la zona de impacto y nos damos cuenta de que el tamaño triplica fácilmente lo que habíamos estado cogiendo a la mañana. Me tiro y enchufo el canto en el bottom, Lips se abre evitando unas líneas de mar que se agolpan en un punto concreto infundiendo profundo respeto. La ola arrastra mucha agua, exige tabla y termina en unas estacas de rocas muy poco amigables.

Bajar un par de tronchos en el aire con las piedras tan cerca nos mete el último chute de adrenalina salvaje. La guinda del pastel.

Una y salimos”.

Se acerca la serie, remo la primera, voy tarde y cansado.

De cabeza, caigo de arriba abajo y me como otras dos olas que venían detrás bien cargadas. En el peor sitio.

Arrastrado por la fuerza del mar me quedo a un palmo de la ensartada, con los huevos saliendo por la boca y el pulso a tres mil por hora. Por suerte las series venían espaciadas. Sino, de cenar, pincho moruno.

Champiñones y peligro de ostias al anochecer / 2019

Champiñones y peligro de ostias al anochecer / 2019

Salimos silenciosamente, con los últimos destellos del día, para evitar males mayores entre tanta bondad azarosa.

Extasiados, felices y vivos en definitiva.

Bro / 2019

Bro / 2019

Días grabados en nuestra retina para siempre. Experiencia de plenitud sencilla, real e inexplicable.

Join the conversation
0
Be the first one to comment on this post!
Up
Copyright @Photoblog.com