Carta a un viejo conocido.

by Wander Around August. 29, 2020 413 views

Paris, 22 de enero de 2012,

Querido amigo!

Me acabo de fumar un peta, y fumando me vienen recuerdos… Mi cabeza se transporta a nuestro ático, ese lugar lejano en el que, desde hace unos cuantos veranos, vivimos momentos genuinos. Lugar en el que cada noche, una fuerza primigenia, los psicotrópicos y las guitarras de The Doors nos transportan a nuestro interior. Las ideas fluyen y nuestros cuerpos levitan como lo harán al día siguiente, propulsados esta vez por una onda cósmica.

Dong, Dong, Dong,… Cada día, como si fuese un ritual, las malditas o benditas campanas de las 8:00 nos despiertan por la mañana. Nos cuesta levantarnos. A unos más que a otros… Desayunamos algo rápido –zumo, leche, galletas-, ponemos el disco de motivación a todo volumen, aprieto hasta atrás el acelerador del Micra, llegamos a lo alto de la ladera, vemos líneas, intuimos las olas a lo lejos y gritamos de alegría al ver que por fin ha subido el mar. Aparcamos el coche, vemos que no hay nadie en el agua y que rompen solitarias una detrás de otra, desatamos las cinchas, preparamos nuestros artefactos supersónicos, nos enfundamos nuestros trajes y esprintamos por el pedregoso sendero de la felicidad.

Alguna gran sesión inesperada y otras muchas no tan generosas nos hacían sentirnos satisfechos con nosotros mismos. Surfear solos o casi, en un agua helada, de color turquesa, cristalina, como una soleada mañana de verano, justificaba la elección del camino que habíamos tomado.

Nuestros cuerpos relajados y nuestras mentes serenas estaban listas para las delicias locales de Don José: navajas, percebes, pulpo, almejas, pimientos del padrón y rape con guisantes ... Eso sí “La próxima vez llamen para reservar”.

Otros días los bocadillos de tu madre llenaban nuestras alegres y hambrientas barrigas antes del segundo baño. Esta vez sí, en compañía de alguno que otro despistado “local”.

Áspero salitre sobre la piel quemada, crema seca, parafina derretida, marihuana consumida, más salitre, una llave de quillas tirada en el asiento de atrás, olor a traje mojado, 4/3 apestoso, cansancio enérgico, incongruencias de la vida...

De vuelta a casa el Nissan Micra también surcaba olas imposibles a ritmo de reggae, rocksteady o ska, no lo sabíamos muy bien, pero tampoco nos importaba, era como una burbuja de humo blanco al borde de una exhalación.

A la vuelta unas napolitanas con fruta y algo de leche nos esperaban sobre la mesa de la cocina. Seguido subíamos al Café Lanzós a mirar las previsiones, tomar una Estrella con unas aceitunas y comentar los pormenores de la jornada antes de volver de nuevo a casa para cenar unos suculentos filetes de Emilio acompañados de patatas gallegas y pimientos de padrón.

Una buena jam con guitarras y un par de cigarrillos de la risa eran los ingredientes perfectos para bajar la comida y volver a emprender el vuelo litúrgico del día anterior...

Pura Vida hermano.

Liturgia

Liturgia

Campanas

Campanas

Abrochense los cinturones

Abrochense los cinturones

Nemiña

Nemiña

Sólido?

Sólido?

Cristal

Cristal

Dientes

Dientes

Off

Off

Bango

Bango

Mazin

Mazin

Di Bruse

Di Bruse

Pantín

Pantín

Esmelle

Esmelle

Frouxeira

Frouxeira

Nemiña

Nemiña

Villarube

Villarube

Polbo a feira

Polbo a feira

Ponzos

Ponzos

Pump

Pump

Old zak

Old zak

Nemiña

Nemiña

Manut kanut

Manut kanut

Lluvia

Lluvia

Betanzos

Betanzos

Al Lanzós

Al Lanzós

Estrella 1906

Estrella 1906

Good stuff

Good stuff

Doniños

Doniños

Emilio

Emilio

In arms

In arms

Join the conversation
0
Be the first one to comment on this post!
Up
Copyright @Photoblog.com